PERMISO DE PATERNIDAD A PARTIR DEL 01/01/2017

La Ley 9/2009, de 6 de octubre, de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida, modificaba el entonces vigente artículo 48 bis del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprobaba el Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores, y ampliaba el permiso de paternidad hasta las cuatro semanas de duración, ampliables en los supuestos de nacimiento, adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo, i así mismo se regulaba el ejercicio del permiso de suspensión del contrato por paternidad. No obstante, la Ley 9/2009, ha venido siendo suspendida en su aplicación, que había de iniciarse el 01/01/2011, hasta la presente, manteniéndose mientras tanto la regulación anterior a dicha Ley de permiso de paternidad de 13 días de duración, ampliables en el supuesto de parto, adopción, o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo. Y únicamente en casos de nacimiento, adopción o acogimiento de hijo por familia ya reconocida como numerosa se permitía que la duración se ampliara a los 20 días (disposición adicional sexta de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el 2009). Es más, a partir de la aprobación del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, que venía a sustituir el anterior Estatuto de los Trabajadores, el mencionado artículo 48 bis pasaba a constituir el artículo 48.7 del texto, y se incorporaba una disposición transitoria séptima que regulaba la aplicación de este permiso en tanto en cuanto no entrara en vigor la Ley 9/2009, es decir, que se dejaba constancia de que la aplicación mientras no se producía la mencionada aplicación era la de la antigua durada de los permisos (13 días, y 20 si familia numerosa). Así nos encontramos que el nuevo artículo 48.7 del actual Estatuto de los Trabajadores regula estas cuatro semanas de permiso por paternidad, ampliables dos días más por cada hijo a partir del segundo en casos de nacimiento, adopción o acogimiento múltiples (tal cual venía redactado por la Ley 9/2009), y así mismo también incluye la regulación del resto de requisitos para el cumplimiento de dicho permiso; no obstante, la disposición transitoria séptima inaplica este artículo 48.7 hasta que no se apruebe la aplicación de la Ley 9/2009. Finalmente finalizado el Consejo de Ministros del pasado viernes 16 de diciembre se informó en Rueda de Prensa de que se había aprobado la aplicación a partir del día 1 de enero del 2017 del permiso de paternidad en los términos actualmente recogidos en el artículo 48.7 del Estatuto de los Trabajadores (y que venía de lo que ya establecía la Ley 9/2009) y que se recoge a continuación: “7. En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1.d), el trabajador tendrá derecho a la suspensión del contrato por paternidad durante cuatro semanas ininterrumpidas, ampliables en los supuestos de parto, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo. Esta suspensión es independiente del disfrute compartido de los periodos de descanso regulados en los apartados 4 y 5. En el supuesto de parto, la suspensión corresponde en exclusiva al otro progenitor. En los supuestos de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, este derecho corresponderá solo a uno de los progenitores, a elección de los interesados; no obstante, cuando el periodo de descanso regulado en el apartado 5 sea disfrutado en su totalidad por uno de los progenitores, el derecho a la suspensión por paternidad únicamente podrá ser ejercido por el otro. El trabajador que ejerza este derecho podrá hacerlo durante el periodo comprendido desde la finalización del permiso por nacimiento de hijo, previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento, hasta que finalice la suspensión del contrato por dichas causas o inmediatamente después de la finalización de dicha suspensión. La suspensión del contrato a que se refiere este apartado podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o en régimen de jornada parcial de un mínimo del cincuenta por ciento, previo acuerdo entre el empresario y el trabajador, y conforme se determine reglamentariamente. El trabajador deberá comunicar al empresario, con la debida antelación, el ejercicio de este derecho en los términos establecidos, en su caso, en los convenios colectivos”. En cualquier caso, se apunta una consideración y es que la decisión del Consejo de Ministros llega justo después que el pasado día 21 de octubre el Pleno del Congreso aprobara por 173 votos a favor, dos en contra y la abstención del PP y Foro Asturias, una iniciativa promovida por Unidos Podemos que pretendía igualar en 16 semanas los permisos de maternidad y paternidad. La proposición no de Ley reclama que este tiempo de suspensión del contrato de trabajo después del nacimiento, adopción o acogida sea igual para ambos progenitores, intransferible (ahora del permiso de maternidad de 16 semanas, 10 son transferibles al otro progenitor) y retribuidas al 100%. Informaremos sobre la tramitación de esta proposición no de ley que esperamos acabe siendo finalmente aprobada y aplicada.