Mediación

1. Concepto

2. Ámbitos de la mediación que abarcamos

3. Duración prevista y coste

4. Solicitud de mediación

1. CONCEPTO:

Se entiende por mediación el procedimiento no jurisdiccional de carácter voluntario y confidencial que se dirige a facilitar la comunicación entre las personas, para que gestionen por ellas mismas una solución a los conflictos que las afectan, con la asistencia de una persona mediadora que actúa de modo imparcial y neutral.

En conclusión, la MEDIACIÓN es un proceso rápido, efectivo y económico para resolver las diferencias entre partes que están en conflicto, válido para cualquier ámbito de conflicto en el que se puedan ver afectados, que tiene por finalidad la de llegar a acuerdos con plena validez jurídica, evitando la intervención judicial. Se trata de una gestión positiva de los conflictos, el objetivo de la cual es la satisfacción de todas las partes. Es un procedimiento de gestión de conflictos donde destacan las siguientes notas: voluntariedad, neutralidad, imparcialidad, confidencialidad y reconocimiento mutuo.

El proceso de mediación es flexible y se adecúa a las partes, suponiendo una ventaja en comparación con otros métodos de resolución de conflictos. Llegar a un acuerdo consensuado por ambas partes significa la obtención de un alto porcentaje de cumplimiento de la resolución final, superior a la de los procesos judiciales.

2. ÁMBITOS DE LA MEDIACIÓN QUE ABARCAMOS:

  1. Mediación familiar
  2. Mediación comunitaria
  3. Mediación escolar
  4. Mediación hipotecaria
  5. Mediación laboral
  6. Mediación mercantil
  7. Mediación sanitaria
  8. Mediación en cualquier otra materia regulada por el derecho privado

               1. Mediación familiar:

En este ámbito se incluyen todos aquellos conflictos que se puedan dar dentro del ámbito familiar, i entre otros, los surgidos de las siguientes situaciones:

a) En los casos de nulidad matrimonial, divorcio o separación, para acordar todas aquellas materias que se deben incluir en el convenio regulador, en especial, el ejercicio de la potestad parental y el régimen y forma del ejercicio de la custodia de los hijos;

b) Para los acuerdos a alcanzar por las parejas estables al romperse la convivencia;

c) Para la liquidación de los regímenes económicos matrimoniales;

d) Elementos de naturaleza dispositiva en materia de filiación, adopción y acogimiento, así como las situaciones que surgen entre la persona adoptada y su familia biológica o entre los padres biológicos y los adoptivos, como consecuencia de haber ejercido el derecho a conocer los datos biológicos;

e) Los conflictos relativos a la comunicación y relación entre progenitores, descendientes, abuelos, nietos y demás parientes y personas del ámbito familiar;

f) Los conflictos relativos a la obligación de alimentos entre parientes;

g) Los conflictos sobre el cuidado de las personas mayores o dependientes con las que existe relación de parentesco;

h) Las materias que sean objeto de acuerdo para los interesados en las situaciones de crisis familiares, si el supuesto presenta vínculos con más de un ordenamiento jurídico;

i) Los conflictos familiares entre personas de diversa nacionalidad;

j) La liquidación de bienes en situación de comunidad entre los miembros de una familia;

k) Las cuestiones relacionales derivadas de la sucesión de la persona;

l) Los conflictos surgidos en las relaciones convivenciales de ayuda mutua;

m) Los aspectos convivenciales en las acogidas de las personas mayores, así como en los conflictos para la elección de tutores, el establecimiento del régimen de visitas a las personas incapacitadas y las cuestiones económicas derivadas del ejercicio de la tutela o de la guardia de hecho;

n) Los conflictos de relación entre personas surgidos en el sí de la empresa familiar, y

o) Cualquier otro conflicto en el ámbito del derecho de la persona y de la familia susceptible de ser planteado judicialmente.

                2. Mediación Comunitaria:

Este ámbito comprende la gestión de los conflictos que surjan en el ámbito de la propiedad horizontal, y también los derivados de los arrendamientos y usufructos, y entre otras, las siguientes situaciones:

a) Los conflictos derivados de las relaciones entre vecinos, de pisos o locales, propietarios o arrendatarios, de una misma propiedad, entre otros: decisión sobre las cuotas, derramas comunitarias ordinarias o extraordinarias, reclamaciones de impagados, inmisiones (ruidos y olores), uso y mantenimiento de los espacios comunes (piscinas, zonas ajardinadas, párkings, terrazas,…), uso y mantenimiento de los servicios comunitarios (agua, antenas de TV o wifi,…), obras de rehabilitación, redacción e interpretación de los Estatutos de la Comunidad, alteraciones de la forma y uso de las fachadas (colocación aires acondicionados, rótulos comerciales,…) y cualquier otro conflicto que se pueda dar en estas relaciones.

b) Los conflictos surgidos entre vecinos, de pisos o locales, propietarios o arrendatarios, de diferentes propiedades horizontales, entre las que podemos encontrar: obras de rehabilitación y limpieza de patios comunes, instalación de servicios generales (por ejemplo, suministros de gas, luz, agua, cable,…), inmisiones, mantenimiento y uso de servicios y espacios comunes (piscinas, pistas de tenis, zonas ajardinadas,…), límites territoriales de cada una de las propiedades,…

c) Los conflictos surgidos entre vecinos de una  varias propuestas horizontales y los usuarios y/o propietarios de los locales, comercios,…, situados en la misma o distinta calle, a modo de ejemplo: inmisiones por parte de un local, ruidos provocados por los usuarios de locales o comercios, suciedad de las calles, malbaratamiento de fachadas,…

d) Los conflictos surgidos entre la comunidad de vecinos de una determinada propiedad horizontal y los administradores de la misma, entre otros los que pueden surgir en las siguientes situaciones: redacción de actas, cumplimiento de las decisiones tomadas por la Comunidad de Propietarios, elaboración del estado de cuentas y de los presupuestos, decidir quién y en qué medida se asumen las responsabilidades ante la administración pública en el caso de incumplimiento de la normativa,…

e) Los conflictos surgidos entre propietarios/as arrendadores/as y arrendatarios/as, entre otros los siguientes: decisión sobre las cuotas de alquiler y revisiones, impago de cuotas de alquiler, acordar quién, y en qué medida, es el encargado de reparar electrodomésticos, mobiliario e instalaciones, o de hacer y asumir las obras o reformas en la vivienda, impago de cuotas hipotecarias y efecto sobre el arrendatario,…

f) Los conflictos surgidos entre propietarios/as y usufructuarios/as: decidir sobre la venta de la vivienda, acordar quién, y en qué medida, es el encargado de reparar electrodomésticos, mobiliario e instalaciones, o de hacer y asumir las obras o reformas en la vivienda, impago de cuotas hipotecarias y efecto sobre el usufructuario,…

g) Cualquier otro conflicto en el ámbito del derecho de la propiedad horizontal, de los arrendamientos o de los usufructuarios susceptible de ser planteado judicialmente.

                3. Mediación Escolar:

Trataremos la Mediación Escolar, mediante charlas y actividades vivenciales desde tres ejes fundamentales: la identidad personal, la interacción con el entorno y la comprensión solidaria del mundo y la relación y la comunicación con los otros. Los servicios de mediación que se ofrecen dentro del ámbito escolar se pueden concretar en los siguientes:

a) Conflictos entre alumnos,

b) Conflictos entre alumnos y profesorado o dirección de la escuela,

c) Conflictos entre profesorado y dirección de la escuela,

d) Conflictos entre padres y madres de alumnos y profesorado o dirección de la escuela,

e) Conflictos entre los mismos padres y madres de alumnos, ya sea en el sí del AMPA como fuera de esta,

f) Conflictos entre alumnos de diferentes centros escolares,

g) Cualquier otro conflicto en el ámbito de la escuela susceptible de ser planteado judicialmente.

               4. Mediación Hipotecaria:

En la situación actual de crisis económica encontramos un sector muy concreto de afectación que es el de las personas que, por estar afectadas por esta crisis, ya sea por haber perdido el trabajo o por no encontrar o por no conseguir tirar adelante sus empresas, se encuentran que no pueden asumir el gasto de sus préstamos o créditos hipotecarios.

En este contexto el servicio que se ofrece desde nuestra empresa es el de realizar mediaciones hipotecarias, por las que se consiga, o bien facilitar el pago de las cuotas hipotecarias, o bien permitir que la persona afectada pueda entregar su piso al banco (dación en pago), sin que ninguna de las opciones a las que pueda acceder le suponga un perjuicio todavía mayor.

                5. Mediación Laboral:

En el ámbito laboral dirigiremos la mediación a los siguientes ámbitos de conflicto:

a) Conflictos entre trabajadores y empresa, cualquiera de los que sean susceptibles de reclamación judicial, tales como: despidos, suspensiones temporales del contrato de trabajo, modificación sustancial de las condiciones de trabajo, imposición de sanciones, absentismo laboral, reclamación de cantidades debidas, reconocimientos de derecho (de relación laboral indefinida, de cesión ilegal de trabajadores,…), reclamaciones por aplicación del convenio colectivo vigente, vacaciones, permisos,…

b) Conflictos entre la representación legal de los trabajadores (en adelante, RLT) y la Dirección de la Empresa, en cualquiera de los ámbitos de actuación en los que es perceptiva su colaboración: para desencallaar negociaciones colectivas, para resolver conflictos derivados de la interpretación y aplicación de la normativa aplicable, para decidir métodos o procedimientos de trabajo en cualquier ámbito de actuación conjunta y, en especial, en el relacionado con la prevención de riesgos laborales, para acordar el calendario laboral, para acordar modalidades de contratación, para resolver los conflictos derivados del uso y disfrute de los derechos de la RLT, para resolver los conflictos derivados del ejercicio del derecho de información y participación de la RLT en la empresa, resolución de conflictos colectivos,…

                6. Mediación Mercantil:

En este tipo de mediación distinguimos entre dos ámbitos de actuación:

  1. Mediación intraorganizativa: es decir, la mediación dirigida a resolver los conflictos que se dan dentro de una misma empresa y que coincidiría, en algunos aspectos, con la definida como mediación laboral, pero a la que además le podríamos añadir los conflictos entre trabajadores de igual o diferente categoría laboral o entre personal directivo, y entre unos y otros indistintamente. A modo de ejemplo se pueden mencionar los siguientes:

a) Trabajadores de un mismo centro de trabajo o empresa que por su mala relación provocan, indirecta o directamente, pérdidas económicas para esta;

b) Conflictos derivados de la clasificación laboral o del sistema de promoción vigente en la empresa;

c) Conflictos de competencia entre los directivos o responsables de diferentes áreas de una misma organización;

d) Conflictos derivados de la aplicación de los procedimientos de trabajo establecidos por la empresa y que pueden generar conflicto entre los trabajadores (jerarquización, falta de conciliación,…), etc.

  1. Mediación interorganizativa: es decir, la mediación dirigida a resolver los conflictos que se pueden dar entre diferentes organizaciones y/o empresas, y entre otros los siguientes:

a) Conflictos derivados de los derechos de imagen y de propiedad intelectual;

b) Conflictos de competencia entre empresas;

c) Conflictos derivados de los arrendamientos y/o compraventa de espacios y/o locales;

d) Conflictos de empresas con sus prestadores de servicios y/o suministradores de material o equipamiento;

e) Conflictos derivados del uso y aplicación de las nuevas tecnologías;

f) Conflictos relacionados con la protección de datos;

g) Conflictos derivados de reclamaciones de cantidades o impagados,…

                7. Mediación Sanitaria:

En el ámbito sanitario encontramos diversos conflictos que también pueden ser objeto de mediación, y entre otros los siguientes:

  1. Conflictos derivados del ejercicio de la actividad sanitaria, entre otros:

a) Reclamaciones de usuarios (pacientes y/o familiares) por los tratamientos prescritos;

b) Reclamaciones contra el trato recibido por parte del equipo sanitario (médicos o enfermeros/as);

c) Reclamaciones derivadas de la muerte o lesión de los usuarios de los servicios sanitarios;

d) Reclamaciones derivadas del error en la detección de enfermedades;

e) Reclamaciones derivadas de las infecciones hospitalarias,…

  1. Conflictos que surgen del funcionamiento y organización del centro médico:

a) Conflictos derivados de la atención ambulatoria;

b) Conflictos surgidos a raíz de los servicios, no sanitarios, ofrecidos a pacientes y acompañantes durante la estancia en el centro médico: servicio de comedor, uso de zonas de descanso, visitas familiares, acompañamiento de familiares a pruebas médicas,…

c) Conflictos surgidos a raíz de la aplicación de los procedimientos administrativos hospitalarios o sanitarios, por ejemplo, los derivados de las altas hospitalarias, de la solicitud de cambios de médicos o enfermeros/as, o por el retraso en la asignación de visitas médicas,…

  1. Cualquier otro conflicto que se pueda dar en el ámbito sanitario, sea en ejercicio de la actividad sanitaria o por la organización y funcionamiento de sus centros.

                8. Mediación en derecho privado:

Este último ámbito de ejercicio de la mediación sería un ámbito de actuación en el que caben todos aquellos conflictos susceptibles de reclamación judicial en el ámbito del derecho privado y que no se encuentran incluidos en los apartados anteriores, a modo de ejemplo:

a) Mediaciones de consumo entre el consumidor/a y el propietario/a del comercio (dirigido esencialmente a PIMES o pequeños comercios);

b) Mediaciones en materia de responsabilidad civil (contractual o extracontractual), en todos los ámbitos en los que se puedan producir daños y perjuicios, en especial, los derivados de accidentes de tráfico;

c) Mediaciones entre miembros y/o trabajadores de asociaciones sin ánimo de lucro, organizaciones sindicales u organizaciones no gubernamentales (no empresas i, por tanto, no mercantil),…

3. DURACIÓN PREVISTA Y COSTE

Las mediaciones se realizan mediante diferentes sesiones, individuales o colectivas, de una duración aproximada de entre 60-90 minutos. Aproximadamente la previsión de sesiones para la gestión de cada conflicto se sitúa entre tres y seis sesiones, pese a que según la complejidad o no del conflicto el mismo se puede resolver con menos sesiones o con alguna más.

El precio de cada sesión de mediación es de 50 euros (más impuestos) cada parte.